Blog
Aumentar

Mes del Orgullo: 3 emprendedores que operan negocios inclusivos

Para celebrar el Mes del Orgullo, hablamos con tres propietarios de negocios sobre cómo viven con autenticidad, cómo encontraron sus propias voces y cómo crean espacios reconfortantes en donde todos son bienvenidos.

13 minutos de lectura
9/6/2022
Sharky Headshot Crop

Como parte de la celebración del Mes del Orgullo en DoorDash, hablamos con tres propietarios de negocios sobre lo que significa formar una comunidad a través de su trabajo, aceptar plenamente quiénes son y otros temas.  

Sharky McGee de Jewel

Aunque Sharky McGee es ahora la propietaria de Jewel, un restaurante en el Este de Los Ángeles, California, su carrera en esta industria comenzó a más de 7,000 millas de distancia. Sharky, quien nació y creció en Filipinas, se graduó de la universidad con un título en gestión hotelera. 

Después de la graduación, una pasantía en el Marriott la llevó a Atlanta y luego se mudó a la ciudad de Nueva York. Fue allí en donde comenzó a trabajar en prestigiosos restaurantes de alta cocina, incluyendo Pastis, en donde ascendió de mesera a gerente en seis meses. Sharky continuó su carrera gastronómica en el restaurante Jean-Georges y más tarde le ofrecieron la oportunidad de abrir la sede en Londres del restaurante Balthazar. 

Aunque Sharky prosperó profesionalmente dentro de la industria de la alta cocina, tuvo que enfrentarse a algunos desafíos. “No oculto mi sexualidad y mi complexión es pequeña”, dice. “Por eso siento que siempre he tenido que levantar mi voz”.

Sharky McGee

Cuando por fin me sentí a gusto siendo yo misma, mi camino empezó a florecer y de nuevo pude ser fiel a mis principios. La gente percibió mi autenticidad, así que comencé a atraer personas que compartían los mismos valores.

Sharky McGee
Cofundadora y propietaria

La creación de una joya

Unos años después, Sharky se mudó de Nueva York a Los Ángeles con la idea de abrir un restaurante junto a quien era su esposa en aquel entonces. Un año después (y sin respaldo financiero) abrieron Jewel, inspiradas en las comidas a base de vegetales con las que se nutrían en casa. “Nos la jugamos toda por esta idea”, dice. “Éramos un par de neoyorquinas gay muy impetuosas en Los Ángeles y solo tratábamos de ser fieles a nuestros principios y a lo que es auténtico para nosotras”. 

A pesar de cómo había sido su carrera profesional hasta ese momento, Sharky sabía que Jewel iba a tener un espíritu diferente: uno que fuera accesible e inclusivo, sin las pretensiones ni la exclusividad que se pueden encontrar en la alta cocina. El menú del restaurante es sustancioso y está teñido de sabores globales, con artículos como el Jewel Box, hecho con batata japonesa, aguacate, tofu de cúrcuma y ume kraut. Si bien los platillos demuestran la creatividad de Sharky y los altos estándares del menú, a ella le interesa más asegurarse de que los comensales de Jewel se sientan bienvenidos. “Quiero que la gente que coma en mi establecimiento se sienta cómoda”, dice. "Solo así se puede disfrutar la comida”.

Las consideraciones para garantizar que Jewel se mantenga fiel a su misión van más allá del menú: desde los interiores abiertos y aireados hasta los precios, Jewel se diseñó pensando en la comunidad a su alrededor. Sharky quería que la comunidad se sintiera conectada con el restaurante, en lugar de considerarlo una instancia más de la gentrificación. “Tienes que tener en cuenta cómo es tu vecindario si no quieres alienar a los vecinos que te permiten estar ahí”, explica. 

La comunidad que Sharky ha cultivado tanto dentro como fuera de Jewel le ha dado algunos de sus recuerdos más preciados y puede percibirse en formas muy reales y tangibles. 

“Lanzamos un menú temporal el pasado Día de San Valentín y mucha gente vino a celebrar aquí”, relata. “Me sentí muy honrada de ver que querían que fuéramos parte de ese día especial para ellos y de que la gente de mi comunidad me permitiera ser parte de sus vidas”.

Mathew Rice de Pink Door Cookies

Para Mathew Rice de Pink Door Cookies, una galletería en Nashville, Tennessee, hornear es su estilo de vida: creció con una madre que era una ávida panadera y trabajó como pastelero durante más de 20 años. 

Durante la pandemia, a Mathew lo despidieron de su puesto de pastelero y no sabía cuándo volvería a trabajar. Entonces decidió hacer una publicación en Instagram en la que les preguntó a sus amigos y familiares si estarían interesados en comprar galletas caseras y pasar por su casa para recogerlas los viernes.

“Esto fue a principios de la cuarentena, así que no había a dónde ir. No había nada que provocara alegría”, dice. “Pero yo podía hacer galletas, programar un horario para mis clientes y ponerlas en una caja con sus nombres afuera de la puerta de mi casa”.

Sus galletas, bellamente decoradas y con sabores nostálgicos como panqueque de arándanos y algodón de azúcar, fueron un éxito rotundo. “Horneaba sin parar y no daba abasto con las órdenes”, confiesa. “Pensé: 'vaya, esto realmente podría ser el comienzo de algo'”. Unos meses después, el restaurante que lo había despedido volvió a abrir y Mathew regresó mientras trabajaba simultáneamente en Pink Door Cookies. Sin embargo, unos meses después, el restaurante volvió a despedirlo. “Me dijeron que ya no podían pagarme, pero en el fondo me sentí alegre, porque sabía que era hora de dedicarme de lleno a las galletas”, dice. Luego de recaudar fondos en Kickstarter junto con algunos familiares y amigos, Mathew pudo abrir el local de Pink Door Cookies en diciembre de 2020. 

Retribución

Durante el Mes del Orgullo, Mathew está aprovechando toda la atención y las ganancias que ha recibido para beneficiar a su comunidad local. “Hemos recibido a mucha gente que quiere apoyar a un negocio LGBTQ en junio, lo cual es increíble porque nos permite retribuir y hacer más por una organización que necesita el dinero en estos momentos”. Este mes, Mathew donó a Oasis Center, una organización que apoya a los jóvenes LGBTQ+ en Middle Tennessee. “Para mí, siempre es importante apoyar a organizaciones locales de Nashville, o de Middle Tennessee si es posible”, explica. “Mi comunidad significa mucho para mí”. 

Además de apoyar a organizaciones locales, a Mathew le gusta afirmar la humanidad de quienquiera que visite su galletería. “Hace poco, un cliente se comunicó con nosotros para hablarnos de alguien en su lugar de trabajo que quería celebrar el primer aniversario de su transición”, relata. “Nos preguntaron si podíamos hornear galletas representativas de los colores de la bandera trans, lo cual hicimos con mucho gusto. Esa persona se sintió muy apreciada y feliz de que una galletería hiciera eso por ella”.

Mathew Rice

Todos merecemos la oportunidad de ser quienes queremos ser. Nadie debería decidir nada por otra persona.

Mathew Rice
Propietario

En última instancia, Pink Door Cookies es un lugar donde Mathew espera que las personas sientan alegría y aceptación al pasar a los interiores alegres y brillantes de la galletería. “Es un lugar en donde hemos acumulado toda la felicidad y alegría posible en 150 pies cuadrados”, asegura. “Queremos tener un establecimiento en donde todos se sientan bienvenidos y vean que existe un lugar para ellos”.

Neah Gray, PHAZE SHOP

Para Neah Gray, una residente de Brooklyn, PHAZE SHOP es la segunda fase de su historia como propietaria de un negocio. La tienda comenzó originalmente en 2017 como una revista, PHAZE Magazine, en la que Neah entrevistó a artistas emergentes y diseñó la versión impresa. Después de graduarse de la universidad en 2020, Neah cambió el nombre a PHAZE SHOP y empezó a vender productos inspiradores como carteles, calcomanías y más, los cuales se basan en afirmaciones positivas. “Cuando comenzó la pandemia, sentí que mucha gente necesitaba la motivación para levantarse todos los días, en especial con tanta confusión”, afirma. “Quiero que la gente se sienta inspirada y motivada, especialmente las personas de color, ya que hay muchas cosas en el mundo exterior que nos dicen que no deberíamos amarnos a nosotros mismos”.

PHAZE SHOP se trata sobre aceptar las complejidades de la experiencia humana, incluso mientras Neah continúa evolucionando. “PHAZE me recuerda que debo ser amable conmigo misma, que la vida tiene altibajos y que todos pasamos por diferentes etapas. Algunas veces las cosas van bien y otras no”, dice. “Simplemente tenemos que pasar por esas fases y no sentirnos mal ni desanimarnos”.

Aunque por el momento PHAZE SHOP solo existe de forma digital, también le sirve a Neah como trampolín para su trabajo comunitario. Ha donado una parte de sus ganancias a organizaciones sociales como For the Gworls y Black Doula Project, y está trabajando para integrar PHAZE SHOP en más iniciativas comunitarias este año. “Creo que es importante que nos enfoquemos en la gente que literalmente está a nuestro alrededor en la comunidad y donar a las organizaciones sociales que ayudan a aquellas personas que vemos pasar todos los días”.

Creando espacios acogedores

La importancia de crear un espacio inclusivo y de aceptación, tanto en línea como en la vida real, es un proceso continuo para Neah, quien también está aprendiendo a aceptar todo de sí misma. “Tengo 23 años y estoy empezando a aceptar mi estatura como mujer negra de 6’2; me ha tomado tiempo aceptar mi identidad sexual, pero ya sabía cuál era desde hace mucho tiempo”, confiesa.

Neah Gray

Estoy encontrando mi verdadero yo y mi verdadera voz, así que quiero crear espacios en donde todos nos sintamos totalmente aceptados; siempre tengo esto en cuenta al hacer cualquier cosa.

Neah Gray
Propietario

Neah planea convertir a PHAZE SHOP en un establecimiento físico y visualiza la próxima iteración de su negocio como un espacio multidisciplinario que albergue una galería de arte, un centro de bienestar, un centro para artistas y más. “Me encantaría poder presentar a los diferentes artistas de la comunidad que se dedican a la fotografía y la pintura, a fin de que tengan una plataforma en la que puedan exhibir su arte”, dice.

Detrás de todo el trabajo de Neah, hay una necesidad de crear espacios seguros en donde las personas puedan relajarse y aceptarse. “Tengo muchas ganas de desarrollar una comunidad de personas creativas que puedan encontrar la paz y la alegría dentro de sí mismas y con los demás”.

Cómo celebra DoorDash el Mes del Orgullo

Durante el Mes del Orgullo y a lo largo de todo el año, celebramos el progreso que se ha logrado para las personas LGBTQ+ y reconocemos el trabajo que aún queda por hacer. Estamos trabajando para empoderar a la comunidad LGBTQ+ amplificando sus voces, destacando sus historias y apoyando a organizaciones sin ánimo de lucro que prestan servicios a estas personas.

Para celebrar el Mes del Orgullo en DoorDash, nuestro Grupo de Recursos para Empleados Pride@ va a organizar diversos eventos, incluyendo un panel de discusión con propietarios LGBTQ+ de tiendas en DoorDash y una campaña de recolección de ropa en tres oficinas en Nueva York, Phoenix y San Francisco para recaudar artículos nuevos, casi nuevos y en buenas condiciones para organizaciones locales de afiliación LGBTQ+.

Autor

Vonnie Williams

Vonnie Williams

Redactora creativa

logo subscribe to blog

Suscríbete para recibir semanalmente en tu bandeja de entrada información que te ayudará a administrar un negocio exitoso.